Quantcast

Hey, Mundo

Espacio de Luis Núñez

El canal visto de largo

Ya que tanto he criticado el proyecto del Canal, ahora ya no voy a decir nada más, y me decido a ver los toros de largo. Ya no voy a repetir que el proyecto no es más que un fraude gigantesco, que estar discutiendo sobre el lago de Nicaragua no es más que el reflejo de una enorme doble mora, EL LAGO YA LO DESBARATAMO, claro nuestros científicos todavía no terminan los estudios de diez años, sobre el nivel de contaminación de este coloso de agua dulce, y menos del Lago de Managua y su pontencial. No solo me limito a ver, oir y no callar. Pero de larguito.
El proyecto iniciaría el 22 de diciembre, en una simultánea inauguración en Rivas y Managua. Dijeron que comenzarían a ampliar las carreteras por donde pasarían las enormes máquinas que empezarían con la megaobra. Enviaron a su relacionista público a reunirse con empresarios nacionales para explicarles los alcances del proyecto, aunque los medios no reflejaron nada de alguna propuesta en concreto. Dijeron que habían sometido a licitación la construcción de carreteras para que participaran empresas nacionales en estos proyectos. Los empresarios respondieron que no fueron convocados para estas licitaciones. En uno de los comentarios que hice sobre este canal, un buen amigo, fotógrafo del gobierno me ofreció regalar una fotos de las obras para cuando iniciaran. En realidad entonces le pido tres, una de las obras del canal, otra, ya que no he encontrado nada por ningún lado, de la licitación o convocatoria para la construcción de las mencionada, o al menos el día cuándo se publicó y una tercera, si no es abuso, de la refinería Supremo Sueño de Bolívar cuya primera piedra se puso hace siete años y se suponía que estaría terminada hace cuatro.

Solo veo de largo no estoy criticando. Lo único que puedo decir es que ya es tiempo de dejar de soñar y ponernos a trabajar, de dejar profetizar desgracias como la próxima sequía y trabajemos para disminuir su impacto. Nuestros científicos deberían estar trabajando en los orígenes del Grsis Siknis, en las comunidades indígenas del Caribe nicaragüense. Mientras eso pasa nubes oscuras se ciernen sobre la economía nacional, por ejemplo los precios del petróleo y sus derivados bajan para Nicaragua, pero los precios de la canasta básica más bien sube. Los taxistas cobran una fortuna para conducirnos a unas cuantas cuadras, los servicios públicos son cada vez peores y caros, nuestra educación en harapos, y no por el problema de presupuesto. De largo se aprecio un poco mejor los problemas, de la misma forma que el político los ve desde una conferencia de prensa, atacando a quien se le ocurra.

Share



Comentarios con Facebook

Dejar un mensaje